¿Cómo está tu tasa de conversión? Conoce 3 tips clave

Hoy en día, la mayoría de los equipos de marketing centran sus esfuerzos en dirigir el tráfico hacia los sitios web con la esperanza de aumentar su tasa de conversión. Una buena tasa de conversión depende de la industria, el nicho, los objetivos, el canal de tráfico, los datos demográficos, entre otros factores.

Por ejemplo, la tasa de conversión promedio de los sitios de comercio electrónico a nivel mundial fue del 2,37 % en el 2019. Para el tercer trimestre del 2020, sin embargo, esta cifra bajó al 2,17 % (Statista, 2021). ¿Tu tasa de conversión es más baja de lo que te gustaría? Aquí te damos tres tips para mejorarla, creciendo al ritmo que lo hace el mercado.

 

Consejos que necesitas aplicar para optimizar tu tasa de conversión

Existe una gran correlación entre ventas y tiempo de conversión; al punto de indicar que, si conseguimos hacer el abordaje en los primeros tres minutos después de una acción, aumentaremos la tasa de conversión en un 98 % (Bernal, 2020). Por esta razón, la optimización de la tasa de conversión debe enfocarse en la eficacia, así como en aumentar la rapidez de tu sitio web.

Si estás seguro de que todo está funcionando a la perfección, es el momento de aplicar los siguientes consejos:

1. Analiza tus flujos de conversión

Identifica los obstáculos que impiden que tus clientes potenciales se conviertan. Al identificarlos, reduce la fricción cambiando el flujo en tu web. Para aumentar la tasa de conversión descubrirás que menos es más.

Por ejemplo, cuantos menos pasos, campos o páginas se requieran antes de una transacción, mejor. Incluso si estamos hablando de una landing page deberías considerar no tener un menú. Eliminando el menú de navegación puedes aumentar las conversiones hasta en un 100 %.

 

Implementa el remarketing

Según una investigación de Criteo (2018), las personas reorientadas a una compra tienen un 43 % más de probabilidades de convertirse. Sin embargo, el 74 % de las personas manifiestan estar cansadas de ver publicidad.

A pesar de esto, todavía hay espacio para maniobrar estrategias efectivas que logren dirigir tráfico hacia tu web usando remarketing. Para ejecutar una estrategia de este tipo con efectos en tu tasa de conversión necesitas:

  • Elegir una plataforma publicitaria. Bajo la lista podrás encontrar a Facebook encabezando, ya que te ofrece herramientas útiles y avanzadas para analizar tu audiencia.
  • Recopilar datos. Dos métodos comunes para hacerlo es mediante el uso de píxeles y la creación de listas recopiladas manualmente.
  • Usar listas de retargeting. La segmentación basada en listas es una forma de volver a atraer a los clientes o visitantes del sitio web cuyos correos electrónicos ya has recopilado. En este ejercicio es importante contar con una buena herramienta de CRM.

Combina el uso de SEO y CRO

El SEO optimiza tus contenidos en los motores de búsqueda para que el sitio web tenga una clasificación más alta. Mientras tanto, el CRO (optimización de la tasa de conversión) optimiza el contenido de los visitantes y los clientes para impulsarlos a completar el llamado a la acción.

Unir los dos no siempre es sencillo. Para optimizar el SEO y el CRO, necesitas cambiar tres cosas que afectan el algoritmo de clasificación de Google:

  • Palabras clave y SEO on-page.
  • Calidad del contenido.
  • Datos de usuario y tiempo de uso.

Ya con estos tres puntos controlados, tendrás la clave para cambiar la tendencia de conversiones en tu web. La optimización para aumentar tu tasa de conversión es una tarea que debes abordar por etapas y de manera cíclica. Incluye en tu plan de marketing varios de los procesos mencionados y obtendrás resultados en poco tiempo. De esta forma, podrás lograr los objetivos de tu negocio.

Share on facebook
Share on twitter

    Convierte a tus clientes en fanáticos de tu marca