Cloud computing: el futuro empresarial y del marketing está en la nube

El cloud computing es una tecnología habilitadora que brinda a las empresas la oportunidad de aprovechar un conjunto diverso de soluciones y plataformas. La computación en la nube acelera la implementación de la transformación digital. Esto se debe a que las empresas se benefician de tecnologías actualizadas, especializadas, con capacidades escalables y a menor coste.

 

Las arquitecturas del cloud computing: abanico de oportunidades para tu empresa

Un hito fundamental en el avance del cloud computing fue el lanzamiento en 2002 de AWS o Amazon Web Service (Cabacas, 2018). Así, se inicia la era de los servicios de almacenamiento masivo y soluciones en la nube. Desde 2010 se dispone de tres arquitecturas básicas (IBM Cloud Education, 2018):

  • SaaS (Software as a Service). Permite contratar el uso de software en la nube a través de Internet. Por ejemplo, herramientas ofimáticas, aplicaciones ERP o CRM.
  • IaaS (Infrastructure as a Service). Se contrata y se paga por el uso de infraestructura como hardware de servidores, almacenamiento, procesadores y máquinas virtuales, así como hardware de redes y seguridad informática.
  • PaaS (Platform as a Service). Se contrata a un proveedor externo la plataforma necesaria para crear y distribuir aplicaciones. Es una arquitectura cloud ideal para desarrolladores de software.

 

Como tecnología en constante innovación, el cloud computing ha seguido evolucionando, ampliándose hacia nuevos modelos (ArSys, 2019):

  • MBaaS (Mobile Backend as a Service): soluciones para integrar servicios de la nube con aplicaciones móviles.
  • iDaaS (Identity as a Service): gestión de identidad, autenticación de usuarios y detección de software malicioso.
  • iPaaS (Integration Platform as a Service): integración de plataformas de datos y de aplicaciones empresariales.

 

No todas las nubes en el cloud computing son iguales

Actualmente, existen cuatro tipos de configuraciones de nubes: privadas, públicas, mixtas y multinube (Mingo, 2020). Estas son sus diferencias:

  • Nube pública. Un proveedor externo te ofrece sus servicios a través de Internet. Por lo tanto, la infraestructura IT será ajena a tu empresa. En la nube pública, el proveedor se encarga por completo de toda la administración y el mantenimiento del sistema.
  • Nube privada. Todo el entorno de cloud computing se destina a un solo cliente. Puede estar implementada con la plataforma IT de tu empresa, o puedes alquilar centros de datos y procesamiento a terceros, para uso exclusivo de tu nube privada.
  • Nube híbrida. Combina servicios, plataforma o infraestructura alojados en nubes públicas y en nubes privadas. Estos entornos se conectan mediante redes, de manera que la nube híbrida de tu empresa se gestiona como un entorno integrado.
  • Multinube. Es un entorno en donde tu empresa aprovecha las prestaciones, la versatilidad, la capacidad y la especialización en servicios de distintos proveedores de cloud computing. Así, no dependes de un solo proveedor externo.

 

Ventajas del cloud computing y razones para migrar a la nube

Las potencialidades de las distintas arquitecturas que ofrece el cloud computing se concretan en ventajas específicas para las empresas:

 

Reducción de costes

Se prescinde el pago de licencias fijas independientemente del uso de las aplicaciones de software. También se disminuyen los gastos por mantenimiento de infraestructura propia, particularmente en el área de IT.

Al migrar a la nube solo pagas por lo que utilizas. Esto puede representar hasta un 40 % de ahorro en inversión por actualizaciones de hardware y software. En el caso de las pymes, se puede obtener hasta un 80 % de ahorro en consumo energético (Red.es, s.f.).

 

Valorización del know how de la empresa

Las soluciones en la nube se pueden integrar con aplicaciones de software tradicionales, aprovechando el conocimiento acumulado en la empresa.

La automatización de tareas mediante servicios de innovación tecnológica más eficientes redunda en un ahorro de tiempo que el talento humano puede dedicar a actividades con mayor valor para la organización.

 

Integración y compatibilidad

El modelo de negocio del cloud computing permite a las empresas acceder a soluciones de manera transparente y desde cualquier lugar.

El diseño de interfaces entre diversas aplicaciones, tecnologías y fuentes de datos garantiza la compatibilidad.

Aportes del cloud computing a las estrategias de marketing

Particularmente con la arquitectura AaaS (Analytics as a Service) se facilita la recolección de datos y su comunicación de manera efectiva. El cloud permite configurar recursos para obtener información necesaria para la analítica de datos y de operaciones, entre otros (eSource Capital, 2019; Arenas, 2020):

  • Encuestas y formularios en línea que ahorran tiempo en el proceso de recopilación, clasificación, análisis y visualización de datos. Estos instrumentos son enviados de manera personalizada según nichos de mercado o perfiles específicos.
  • Colaboración de las otras áreas de la empresa con el equipo de marketing, mediante aplicaciones de comunicación, organización de tareas y reunión en línea. El cloud computing también permite un mejor flujo de la información y la sincronización de datos mediante sistemas Cloud ERP.
  • Conocer mejor a los clientes a fin de personalizar sus experiencias y diseñar campañas más efectivas. Esto se logra a partir de información proveniente de diferentes fuentes o plataformas. Estos datos se organizan en almacenes de datos (data warehouse) según las necesidades de análisis de la empresa.

 

Independientemente del sector empresarial, la adopción del cloud computing tiene múltiples ventajas para las organizaciones. Flexibilidad, adaptación a nuevas demandas, agilidad en la implementación de soluciones, disponibilidad del servicio y acceso global a la información. Estas son algunas de las razones por las cuales es conveniente una migración de tu empresa al cloud computing.

Share on facebook
Share on twitter

    Convierte a tus clientes en fanáticos de tu marca